CAPITAL RIESGO

Capital Riesgo.

Directamente relacionado con lo abordado en otros artículos  en cuanto al papel de los inversores que se que se interesan en la compra venta de sociedades mercantiles, desde ATICA BUSINESS BROKERS vamos a dar unas pinceladas de esta variante particular de inversión cuya relevancia en nuestro sector es fundamental, se trata del Capital Riesgo.

El Capital Riesgo es una fuente de financiación empresarial, que está dirigida principalmente a pequeñas y medianas empresas (PYME). Consiste en la aportación de capitales por parte de una sociedad inversora a otra compañía, llamada comúnmente en este proceso, sociedad receptora o participada. Mediante esta aportación, la sociedad inversora se constituye como socio en la compañía receptora,  con vocación temporal de medio a largo plazo y  sin la intención de perdurar indefinidamente dentro de su grupo de accionistas.

La terminología de este tipo de actividad inversora suele denominarse “Private Equity”, “Venture Capital”,  “Capital Riesgo” o “Capital Inversión”. Y con independencia de las matizaciones conceptuales, la filosofía que subyace en el “target” de estas empresas de inversión  viene a resumirse en invertir en una empresa para hacerse socio de la misma, ayudar a desarrollar el negocio y en un horizonte temporal definido proceder a la venta de la participación y obtener una rentabilidad a la inversión.  En resumidas cuentas, y llanamente,  se trata en comprar barato un empresa en dificultades y con potencial, ayudarle  a crear más valor y vender al cabo de un tiempo más caro.

Las sociedades receptoras son valoradas como empresas con considerables niveles de riesgo. Por esto, tienen dificultades para conseguir capital mediante instrumentos de financiación más comunes. Debido a su participación accionaria, la sociedad inversora (empresa de capital riesgo «ECR») tiene un interés en el éxito de la empresa receptora, definido en términos de un rápido aumento en el valor de la empresa, por lo cual, la sociedad inversora ofrece un valor añadido integrándose al consejo de administración de la empresa receptora, asesorando en las principales decisiones estratégicas, asistiéndola en la contratación de personal clave, proporcionando contactos en las esferas jurídicas, bancas de inversión y otros negocios al servicio del respectivo sector.

Adicionalmente, la inversión a través de una prestigiosa empresa de Capital Riesgo crea la percepción de que mediante la intervención de la ECR  la empresa conseguirá el  éxito, originándose un importante activo para convencer a los clientes y proveedores de que la puesta en marcha es viable y digna de confianza. La empresa de capital riesgo aportará recursos, profesionalización, credibilidad al proyecto así como relaciones y experiencia de gestión.

«Me gustan las personas que se arriesgan y me gusta arriesgarme«.-  Mark Albion.

ATICA BUSINESS BROKERS, especialistas en derecho de los negocios, compraventa de empresas e inversión empresarial.