LA POST-FUSIÓN.- II.- FACTORES CLAVE

La Post-Fusión.

Una vez cerrado el acuerdo de Fusión, lo prioritario es el liderazgo, pues cuanto más rápido se establezca la alta dirección, más rápidamente aprovechará las oportunidades de crecimiento de la nueva empresa, ya que  ésta se hace más dinámica y arranca a trabajar.  Hay que evitar el vacío de poder, de modo que la empresa esté funcionando en una semana y el organigrama completo en un tiempo inferior a tres meses.

Como ya hemos mencionado en ocasiones anteriores, existe la premisa que toda empresa debe crecer, de forma que; empresa que se estanca, empresa que muere.  Este argumento  es también válido para las operaciones de Fusión y Adquisición, cuyo “target” es el crecimiento de la empresa.  El concepto capital es la sinergia, que determina que el valor de las dos empresas juntas es superior al valor de las empresas por separado. Recordemos las sinergias operativas y las financieras, de las que ya hemos hablado. El éxito vendrá dado por la conjugación de ambos tipos de sinergias, apostando no sólo por una reducción de costes sino por la creación de valor.

En cuanto a los resultados, los accionistas, analistas y empleados esperan que los resultados lleguen rápidamente.  Hay algunas maneras para conseguir prontos resultados, como por ejemplo, la venta de activos, el intercambio de conocimientos entre las dos empresas fusionadas y la mejora de los entornos de trabajo. Son medidas de carácter interno pero hay que olvidar que los esfuerzos también deben centrarse en conseguir resultados externos, como son mejorar las relaciones con los proveedores y clientes así como la ampliación o consolidación de la posición en el mercado.

Otro de los factores clave de éxito de la Adquisición es la integración de culturas. La cultura de una empresa es un concepto que engloba todos los principios y conductas que determinan las maneras que esa empresa tiene de hacer las cosas. Constituye un potente generador de valor pero, si se gestiona mal lo destruye.  La integración puede llevarse a cabo mediante diferentes tipos de estrategias.  La elección de la estrategia adecuada dependerá de las razones que se tienen para la Fusión; del tamaño y potencia relativa de cada empresa; del solape de productos y mercados, así como del grado de similitud de culturas. Encontramos tres tipos básicos:

  • La estrategia de la Imposición.
  • Mantener culturas separadas o dejar que se vayan fundiendo con el tiempo.
  • Cultura combinada.

En ATICA BUSINESS BROKERS consideramos que una forma de gestión que puede racionalizar y  mejorar la moral y la eficacia de los empleados durante una Fusión, es implementar un concepto bicultural.  Se recomienda la dirección empiece a aplicar los cambios poco a poco en su propia compañía con el fin de cumplir o entrar en sintonía con la visión y misión de la empresa con la que se fusiona. Abrazar la singularidad de la otra empresa resultará fundamental para el éxito de la operación.

Por último, no debemos obviar la importancia de la comunicación, que resultará eficaz cuando se determinen claramente los objetivos de la misma.  Debe tenerse en cuenta que  una mala comunicación trae consigo la imposibilidad de asegurar el compromiso total de los empleados, y se fomenten las incertidumbres entre ellos provocando una caída de la productividad. Uno de los objetivos de la comunicación es conocer bien los derechohabientes de la empresa. De todos los medios disponibles, se debe utilizar el más eficiente y realizar con cierta asiduidad un feedback entre los empleados, proveedores y clientes de la empresa.

“El arte de dirigir consiste en saber cuándo hay que abandonar la batuta para no molestar a la orquesta”.-  Herbert Von Karajan.

ATICA BUSINESS BROKERS, especialistas en derecho de los negocios, compraventa de empresas e inversión empresarial.